Globedia

"El ser humano es un mamífero, inteligente, pero muy dependiente al nacer"

04/08/2011 - Tenemostetas

«Buscamos primeramente seguridad y secundariamente alimento»

Reproduzco este precioso artículo de la psicóloga chilena Leslie Power Labbé, publicado con ocasión de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2011:

Vía| Matasanos

Celebramos, algun@s, la Semana Internacional de la Lactancia Materna y por más que he escrito a los distintos medios pidiendo una nota, unos 200 caracteres, no más, para promocionar la lactancia, nadie se ha hecho cargo.

Justo ayer me entero que en un diario digital en Chile (Terra) estoy nominada a MUJER TERRA POR CAUSA. Somos tres mujeres, con causas preciosas, que merecemos llegar a la meta; y me imagino llegando las tres tomadas de las manos ya que el factor común de las causas, es el CUIDADO AMOROSO por el otro.

Cuidado amoroso por el otr@...

imageEl ser humano está 9 meses en el útero materno, en una situación especialmente placentera, todo ahí ocurre sin tener que levantar la mano, la temperatura es perfecta, los ritmos amortiguados, sonidos en frecuencias suaves, alimentado las 24 horas del día. Ese lugar, el útero de nuestra madre, es suave, sin líos, sin obstáculos, todo fluye de esa especial manera que anhelamos cada vez, que de adult@s, entrampad@s, todo nos sale mal y queremos sólo un abrazo y que contengan nuestras lágrimas atragantadas hace varios años...queremos eso, aunque sea un ratito. Queremos calma.

Cuando nacemos, poc@s son los adult@s que piensan en los recién nacid@s, en sus necesidades. La mujer está acostada, desafiando la ley de Newton y desafiando la historia de la humanidad, pero en posición cómoda para el doctor, ese hombre que ha llegado tarde, pero para quedarse a la fiesta de las mujeres. La situación de la sala de parto está pensada para los "profesionales" del parto, no para cubrir las expectativas del recién nacido. ¿Cuáles? Mamá, cuerpo de mamá, voz de la mamá, pecho de la mamá, pezón de la mamá, calostro y luego leche de la mamá. Es decir, necesita sólo mamá y no está pensando en su ropita, ni en la súper cuna, ni en el diseño de moda de las cortinas de las tiendas de Alonso de Córdova. El recién nacido sólo quiere upa mamá, su voz y su seguridad.

Resulta ser que el ser humano es un mamífero, inteligente, pero de los más dependientes de todos, casi 18 a 25 años estamos pegados a nuestras figuras de apego, idealmente nuestros mamíferos progenitores y luego buscamos parejas con las cuales compartimos nuestros cuerpos y camas. Y para más aún, queremos hij@s, es decir, siempre andamos apegados a otros seres humanos que nos brinden amor, seguridad y secundariamente placer, alimento, ropa...Si fuese al revés sospeche de ese ser humano. Por lo tanto, buscamos principalmente SEGURIDAD y secundariamente alimento, o usted pensó que el recién nacido que NO es interrumpido en su acople a la madre, ¿nace hambriento? No, no tiene hambre, tiene miedo y necesita urgentemente el pecho de su madre.

Seguridad.

Millones se han gastado en investigaciones en neurociencias, aportes impresionantes y que no saben cómo anhelo, penetren los más rápido posible en los medios, en los Gobiernos y en los accionistas de los Gobiernos. Es muy fácil encontrar información de los beneficios de la lactancia materna y que ella, gracias a las hormonas que ocurren en el proceso, promueven un vínculo de apego.

Busque en http://www.espaciocrianza.cl/, en google o en mi Facebook, donde somos miles las madres, padres y profesionales intercambiando documentos, artículos, blogs sobre la crianza con apego. Hemos conformado una tribu virtual, a falta de redes de apoyos reales en el mundo real. Todos trabajan... Y sobre políticas públicas de apoyo a la m(p)aternidad, lactancia, crianza y de conciliación con la vida laboral, nada de hablar, eso es para países desarrollados. Esos países que vienen de vuelta de creerse "snob", donde su gente no está tan preocupada de ser PHD, de pertenecer a tal o cual barrio, esas personas, ya se dieron cuenta que a falta de mamá y papá, buen@s son las compras, drogas, alcohol, ravotril, las dietas, la moda...

Nosotros, usted, ha nacido y ha sido mal tratado, muy poc@s han contado con la suerte de disponer de cuerpo materno un buen rato, por hoy, las madres ofrecen un cuerpo angustiado 84 días, preparándose con la introducción de mamaderas para el retorno al trabajo. ¿Se dan cuenta? No es la guagua la que necesita la mamadera, son los padres quienes necesitan des-apegarse para poder volver al trabajo, en un momento, en que el recién nacido, no lo necesita para su buen desarrollo.

Otr@s cuentan con madres y / o padres que quieren arrancar del contacto estrecho y permanente que reclama su hijo menor de 2 años. Es que en los tiempos que corren son poc@s los que han sido criados con calma, ternura, entrega, leche materna, por lo tanto, frente a ese otro que reclama eso que tampoco tuvimos, mejor, arrancamos y lo dejamos al cuidado de otr@ o de una institución. Es abrumante estar con un hij@ menor de 2 años a solas... estamos muy solos criando.

image

Nuestros recién nacidos, no están siendo bien tratados, simplemente, porque no se ha querido escuchar lo que las investigaciones y el corazón dicen, ell@s necesitan de nostr@s sus padres, pero nosotr@s sus padres estamos criando, eclipsados por nuestros propios conflictos de desamparo, muchas veces no resueltos y para peor, acompañado del estilo de crianza conductista, pensando en que se cría bien a un hijo como se cría obediente a un perro. Coctel peligro.

No estamos bien tratando. No estamos ofreciendo seguridad. Nos da "lata" escuchar "eso", porque nos resulta más fácil, el escritorio, el mail, la planilla... y en este saco me incluyo, de hecho, estoy en mi oficina que queda a 10 pasos de mi casa, mientras mi hijo de 2 años 4 meses, duerme su siesta.

Usted cree que un niño o una niña, amada, escuchada, atendida en sus necesidades físicas y de vínculo, que siente que pertenece al equipo perfecto, que nunca molesta, que puede confiar, va a andar disparando y abusando de otr@s. Yo, estoy segura que no.

Estamos en la Semana Internacional de la Lactancia Materna, conducta de los mamíferos humanos en extinción, que sin embargo, es el mejor alimento físico y afectivo, es amor... y cuando uno da amor, lo da no más, no andamos buscando investigaciones que nos digan que está bien dar amor. Se siente.

image Leslie Power Labbé, Psicóloga Clínica UNAB. Luego de su postítulo en Psicoterapia Dinámica, Hospital Psiquiátrico Dr. Jorge Horowitz Barak, ingresa a la Sociedad de Psicología Clínica. Con cursos en la Unidad de Intervención Temprana de la Universidad del Desarrollo en Facilitación de la Relación de Apego Seguro madre-bebé: diseño e implementación de talleres. Con experiencia clínica desde 1996 en psicoterapia de adultos, adolescentes y niños con sus padres. En su consulta realiza intervenciones en psico-educación para todas las personas involucradas en la crianza (padres, madres, abuelos, nanas, enfermeras, matronas, profesores) en temas relacionados a: embarazo, patología perinatal, apego en lactantes y preescolares y en crianza afectuosa.

Compartir